Warning: fopen() [function.fopen]: Filename cannot be empty in /homepages/39/d352124697/htdocs/vanavanga/wp-includes/functions.php on line 4782

Warning: fread(): supplied argument is not a valid stream resource in /homepages/39/d352124697/htdocs/vanavanga/wp-includes/functions.php on line 4785

Warning: fclose(): supplied argument is not a valid stream resource in /homepages/39/d352124697/htdocs/vanavanga/wp-includes/functions.php on line 4788
Quienes somos

VANA VANGA, cuyo significado es mis hijos, nace de una de las lenguas nativas mozambiqueñas conocida como Changana y originaria de la provincia de Gaza.

Somos un grupo de personas cuyas ideas, ilusión, ganas de ayudar y contribuir al cambio aunaron fuerzas para crear Proyectos de Desarrollo en Orfanatos de Mozambique.

Fundadores

Davinia García del Real Ortiz (Presidenta)

José Francisco Arévalo Sánchez (Vice-presidente)

María Vera Zurita (Secretaria)

Rosa López  López  (Tesorera)

Yolanda Ortiz Atienza (Vocal)

David Arroyo González (Vocal)

Objetivo

El objetivo es conseguir un desarrollo autosustentable y responsable en orfanatos y centros sociales como Cidadela das Crianças, de forma que crearemos proyectos que mejoren fundamentalmente la vida de los niños de forma progresiva, controlada y definitiva a corto-medio plazo, e involucren en dicho desarrollo a los propios niños, para que formen parte y aprendan de ello, motivándolos y mejorando sus habilidades.

Son niños que necesitan, además de un pequeño empujón, un voto de confianza, que se apueste por ellos y por su desarrollo, como si realmente fueran nuestros hijos.

Cidadela das Crianças


Cidadela das Crianças –Ciudad de los Críos–, ubicada en Maputo, capital de Mozambique, es un proyecto que nace en 1991 de la mano de una ONG llamada ADPP (Ajuda de Desenvolvimento de Povo para Povo).

Cidadela das Crianças acoge cada año alrededor de 80 niños que viven aquí de manera permanente como internos. Asimismo, es un centro escolar con capacidad para 750 alumnos.

El centro nació con la idea primaria de recoger a críos que moraban en las calles y estaban expuestos a todo tipo de calamidades, empezando por el hambre y las enfermedades, y terminando como posibles víctimas del tráfico infantil que asola el país.

A fecha actual, Cidadela continúa recogiendo a niños callejeros, huérfanos, perdidos y/o sin condiciones mínimas para poder vivir con sus familias.